RENAULT DESPIDE, NUESTRAS VIDAS LO PAGAN

En los últimos meses ha habido un conflicto laboral en Renault que no ha
tenido el impacto social que debería. Una empresa que emplea a más de
11.000 personas de manera directa entre las fábricas de Valladolid y
Villamuriel de Cerrato (1) quiere despedir a 1.400. Ante esto, se ha
producido una convocatoria de huelga y a finales del mes de julio, la
empresa reducía los despidos a cerca de 900. Tras estos números, tenemos
que hacer varias consideraciones:

LA EMPRESA PRIVADA ES EL DÉSPOTA PERFECTO

Lo primero, poner sobre la mesa el tremendo desagarro que supone que la
empresa anuncie con dos meses de antelación la eliminación de un turno,
lo que se traduce en un trastorno para miles de vidas. Todas estas
personas han renunciado a otras oportunidades, se han trasladado aquí y
han asumido un sacrificio personal por un puesto de trabajo. La vida de
estas personas se ve atravesada por otras tantas circunstancias que
también se van a ver afectadas: familias, comunidades, personas
dependientes, proyectos personales… Estar a merced de una decisión
empresarial genera un estado vital que se resume en una palabra:
inseguridad.

La arbitrariedad de la empresa privada, las decisiones unilaterales de
un despacho, se impone sobre las vidas de las personas, sin que tenga
que rendir cuentas ante nadie. El despotismo de épocas pasadas no ha
muerto, sólo se ha adaptado a los tiempos.

MÁS ALLÁ DE LA FÁBRICA

Lo segundo, señalar el impacto que estos despidos tienen para nuestro
territorio. Las empresas industriales como Renault necesitan tener a la
población fijada cerca de sus fábricas para disponer de mano de obra
fácil. Esta atracción de población hacia las ciudades es parte de un
proceso que destruye el medio rural y a la vez convierte a las ciudades
en megápolis saturadas de población, lo que se torna en un buen negocio
para quien se enriquece de la circulación acelerada del capital. Por
poner un ejemplo de lo más evidente, la constante circulación de
personal eventual beneficia la especulación del mercado de alquiler de
viviendas, lo que se traduce en un aumento de las rentas que percibe una
clase social rentista. En los últimos 5 años el precio del alquiler en
Valladolid ha aumentado un 13% según la propia prensa burguesa (2).

Esta circulación de capital explica el buen grado con el que la
administración de este sistema apuntala y apoya la implantación de este
tipo de procesos. El estado, mediante sus administraciones autonómicas y
locales, pone en bandeja que estas empresas se impongan sobre el
territorio, haciendo que sus decisiones arbitrarias se conviertan en
trascendentales para toda la población a cambio de que una pequeña parte
de las rentas que la compañía extrae de nuestra población y nuestros
recursos se queden en sus manos. Una situación aún más escandalosa se da
cuando estas administraciones utilizan esas rentas para regalárselas de
nuevo a la empresa. ¿O no está construyendo la Junta de Castilla y León
una fundición de millones de euros de aluminio para Renault en
Valladolid?

En teoría, una de las funciones de la administración pública es utilizar
esos recursos para redistribuirlos entre la población amortiguando los
efectos perjudiciales de la existencia de grandes núcleos industriales:
contaminación, tráfico, siniestralidad, desatención de cuidados… Pero no
solo eso. Hay otros mecanismos del estado que tampoco responden ante las
vulneraciones de la legalidad del Grupo Renault. Durante años, la
autoridad laboral y la jurisdicción social han mirado para otro lado
ante la contratación en fraude y la cesión ilegal de trabajadoras
subcontratadas, que ha sido la política del grupo empresarial de la
última década. Sabemos que no han faltado denuncias, sólo resoluciones.
Es evidente que algo falla.

Teniendo a las instituciones de su parte hasta este nivel, no es de
extrañar a estas alturas que las decisiones unilaterales de esta empresa
no tengan ninguna oposición por parte de los poderes del estado.

DIGNIDAD EN CADENA

Lo tercero a señalar es la trascendencia del conflicto laboral en
nuestros tiempos frente a otras formas de conflicto social, mediático y
espectacular, como son las contiendas electorales o las polémicas de
corte cultural. Hay una tendencia a hacer que los conflictos laborales
se vuelvan amables y mediáticos de forma que entren en el circuito de
las informaciones de consumo rápido a la que nos someten las empresas de
comunicación. Sin embargo, el conflicto laboral deriva de una decisión
consciente de defender unos intereses que son colectivos, por parte de
unas personas que se consideran entre sí como iguales. Esa decisión es
trascendental para las personas que se ven en una situación difícil y
deciden responder. Apoyarles a que se organicen favoreciendo que unan
sus fuerzas tiene un valor que va más allá del conflicto laboral
puntual. Que quienes nos rebelamos contra el poder que nos somete nos
unamos y organicemos es organizar la fuerza que provoca cambios en la
historia de la humanidad.

En lo que concierne a este conflicto no deja de ser contradictorio que
pese a la mala fama que tiene la política de la compañía entre sus
trabajadoras (condiciones laborales pésimas, ritmos de trabajo
extenuantes, despotismo de los mandos intermedios…) el seguimiento de la
huelga no haya llegado a ser mayoritario. Si bien las causas son
múltiples y derivan sobre todo de la desmovilización generalizada, del
miedo a perder el empleo (por precario que este sea) y de la falta de
conciencia y solidaridad de clase, queremos confrontar una idea que
tiene mucho peso entre la clase trabajadora en la actualidad. Es la idea
de que los sindicatos tienen que velar por nuestros intereses. Los
sindicatos pueden ser una herramienta que nos valga para organizarnos
siempre y cuando seamos nosotras las que los integremos y dirijamos. De
nada sirve quejarnos de que “los sindicatos” no hacen nada por nosotras.
¡pues claro! las élites sindicales luchan por su propio beneficio en
cuanto élites. Por nuestros intereses como trabajadoras somos nosotras
mismas las que tenemos que luchar ya sea organizadas en sindicatos de
clase, en asambleas autónomas, en cajas de resistencia o de la forma que
más eficaz que consideremos en cada momento y situación.

La decidida acción de la plantilla de Renault en épocas pasadas fue lo
que instauró derechos que aún hoy continúan vigentes. Este recuerdo nos
hace ser severamente críticos con quienes han dejado de lado la acción
sindical y la conflictividad laboral a cambio del diálogo social y la
negociación permanente, y también con quienes nos prometen delegar en
las instituciones y la prensa la solución de los conflictos laborales.
Ha habido una permanente degradación del clima entre la plantilla de la
empresa en las últimas décadas, con muchas causas que no cabe describir
en estas líneas. Es precisamente el abandono del compañerismo y de la
confrontación legítima contra la empresa lo que ha llevado a una
situación insostenible de trabajo temporal, precario, inseguro y en
algunos casos, gratuito. También es lo que da alas a la compañía para
tomar decisiones aberrantes como pueden ser los despidos masivos que
ahora se plantean. Pero esta senda tiene retorno y siempre puede
retomarse el camino de la solidaridad entre trabajadoras y trabajadores,
fijas o eventuales, de la empresa principal o de las subcontratas y
ETTs. Sin eso no hay más que hacer, independientemente de siglas
sindicales y sus acertadas o erradas estrategias. Vemos a mucha gente
quejarse de la empresas y de la situación, pero lamentarse no vale de
nada si luego cada cual no se preocupa por lo que le pase a quien está
al lado en la cadena.

No vamos a pasar por alto el papel de las estructuras sindicales en esta
degradación en el caso de Renault. La fragmentación y el sectarismo
sindical son sin duda la primera impresión que queda tras conocer el
mapa sindical. Por supuesto, no esperamos que ante la decisión de
someterse o responder haya armonía y eso delimita indudablemente los
campos entre CCOO, UGT y SCP ppr un lado y CGT y TU por otro. Lo que
pasa es que plantilla solo hay una. Cuando se convoca la huelga por
parte de CGT con apoyo de TU, esta se hace para toda la plantilla y no
solo para quienes ya están convencidos. El impacto de la huelga ha sido
desigual, pero independientemente de ello creemos muy positivo que se
haya vuelto a poner sobre la mesa una herramienta imprescindible para la
defensa de los derechos que, como hemos expuesto hasta ahora, no solo
afectan a quienes van a ser despedidos.

A partir de ahora, vemos muy necesario dar a conocer lo ocurrido al
resto de la vecindad y que todo el mundo tome nota de lo ocurrido, de
los aciertos y de los errores. Que se tome nota de qué siglas tomaron
partido por qué estrategia. Que se superen los límites que nos impone la
falsa división entre empresas y seamos conscientes de que el
compañerismo debe extenderse entre trabajadoras de todo centro de
trabajo bajo el concepto, inequívoco, de la Solidaridad De Clase.

No queríamos acabar sin nombrar los rumores derrotistas que dicen que no
hay nada que hacer, que el trabajo va a desaparecer y nosotras con él.
Que todo lo harán robots en unos años y que ante esa situación no va a
haber vuelta atrás. Pues bien, cuando ese día llegue, el negocio de
empresas como Renault también llegará a su fin. Porque el negocio de
Renault no es fabricar y vender coches, es explotar a trabajadores y
trabajadoras que fabrican y venden coches. Que el trabajo desaparezca,
pero que desaparezca el capital con él, no los trabajadores.

Por ultimo, hacemos un llamamiento a toda la población afectada directa
o indirectamente por este conflicto, que va más allá de lo laboral, para
tomar partido por la defensa de nuestros intereses comunes.

Seguridad vital mediante la estabilidad laboral.
Unidad entre trabajadoras más allá de siglas sindicales y de empresas.
Ninguna concesión con las empresas, sus beneficios salen de nuestras
vidas.

1
https://www.elnortedecastilla.es/economia/empresas/201610/17/valladolid-palencia-lideran-produccion-20161016232448.html
2
https://www.tribunavalladolid.com/noticias/el-precio-medio-del-alquiler-en-valladolid-alcanza-ya-los-613-euros-un-1310-percent-mas-que-hace-cinco-anos

Valladolid, agosto de 2018
www.cencellada.noblogs.org
grupoanarquistacencellada@riseup.net


Informaciones de clase

Julio de 2018





Industria

UGT FICA CONVOCA HUELGA EN EL SECTOR DE CONSERVAS VEGETALES
Tras 18 meses de negociaciones infructuosas con las patronales para tratar de alcanzar un convenio colectivo digno.




CASI 100 % DE LA PLANTILLA SECUNDA PAROS EN LOS CENTROS DE AIRBUS, SEGÚN UGT
El seguimiento de los paros de dos horas convocados en los centros de trabajo de Airbus en España ha sido de casi el 100 % en los turnos de noche y en el de mañana, que es el que concentra a aproximadamente el 80 % de la plantilla, según UGT-FICA.


TRABAJADORES DE FORD ACCIONA FS INICIAN UNA HUELGA INDEFINIDA
Los trabajadores de la contrata de logística y mantenimiento de la multinacional Ford en la factoría de Almussafes, Acciona FS, iniciarán un paro indefinido para exigir "estabilidad" e incrementos salariales que acaben con los recortes del último convenio colectivo.




HUELGA EN RENAULT CONTRA LOS DESPIDOS.
Frente a la retirada del tercer turno en las factorías de Valladolid y Palencia, CGT ha planteado jornadas de huelga los sábados de bolsa. Finalmente en Valladolid no se aplican los días de bolsa y se anuncia la continuidad del tercer turno, no así en Palencia donde se han producido tres días de huelga con el esquirolaje empresarial más inmundo que se haya visto:




HUELGA EN TRW AUTOMOTIVE DE ALFARO
UGT-FICA, CCOO y USO han convocado una huelga en el centro que TRW Automotive tiene en Alfaro con el fin de solicitar las mismas condiciones laborales que el centro que tiene la empresa en la vecina Corella (Navarra).






Sector servicios

HUELGA EN EL MANTENIMIENTO DEL HOSPITAL DE RIOTINTO TRAS DESPEDIR A UN TRABAJADOR DE BAJA
CCOO ha anunciado que la plantilla de la empresa Valoriza Facilites SAU (Grupo SACYR, comenzarán una huelga indefinida el próximo dos de julio de 2018 en defensa por el despido disciplinario de un trabajador de mantenimiento del Hospital.



CONCENTRACIÓN EN CÁDIZ CONTRA LOS DESPIDOS “INJUSTIFICADOS” EN AMSUR SANTALUCÍA
A juicio de CCOO, la empresa argumenta "inexistentes causas objetivas y sin previo aviso a la representación legal de los trabajadores"



HUELGA EN EL SERVICIO DE RECOGIDA DE BASURA DE VIGO
Los trabajadores de FCC convocan un paro indefinido a partir del 13 de julio tras fracasar las negociaciones del convenio colectivo.



UGT CONVOCA UNA HUELGA INDEFINIDA DE AMBULANCIAS EN LA COMUNITAT VALENCIANA PARA EL 3 DE JULIO
El sindicato UGT ha convocado huelga indefinida de ambulancias en la Comunitat a partir del próximo 3 de julio a las 7 horas.




LOS TRABAJADORES DE LAS CONTRATAS DE JARDINERÍA DEL AYUNTAMIENTO DE VALÈNCIA VAN A LA HUELGA
CCOO denuncia que los sueldos están congelados desde 2012 y se quiere suprimir el convenio de podador.



LOS TRABAJADORES DE AFEMA TENÍAMOS RAZON 



Hace poco leíamos la noticia del cese de Alfonso Rodríguez en la presidencia de Fundación Salud Mental, se valoraba su mandato y esas cosas. Alfonso Rodríguez también fue el presidente de la, desaparecida, Afema.

Tanto la Junta directiva de Afema como su dirección, contribuyeron, en opinión de los trabajadores y muchos familiares y usuarios, a su bancarrota y liquidación desde su mal hacer y sumisión ante las administraciones públicas y principalmente la consellería de bienestar social (actual CIPI).

Unos y otros acabaron con los servicios específicos de salud mental en Alicante y con los puestos de trabajo de los profesionales de dichos servicios que durante años lucharon por su mantenimiento.

A finales de 2016 la dirección de Afema ponía en marcha un Expediente de Regulación Temporal de Empleo, que los trabajadores de la entidad valoramos como el principio de la liquidación de la entidad y la mezquina venganza contra los trabajadores que masivamente habíamos participado en la reciente huelga y movilizaciones contra los impagos y por el mantenimiento de los servicios. A todas luces el ERTE era un despropósito, cargado de rabia contra la plantilla y algunos de sus miembros más implicados en la lucha (a excepción de la gerente que fue añadida en falso, y recuperada en apenas un mes)

El ERTE fue denunciado pública y judicialmente por los trabajadores, solicitando su nulidad.

En octubre de 2017 salía la sentencia, anulando totalmente el ERTE (reiterada en marzo de 2018 por el tribunal superior de justicia al desestimar el recurso presentado por el administrador concursal). De poco servía ya, la “justicia” llegaba tarde y los servicios estaban desmantelados y enterrados para siempre. En la sentencia se evidencia las barbaridades contenidas en dicho ERTE (despiden a delegados, a miembros de una misma familia,…) por parte de la dirección de Afema. Nuestra confianza en la “justicia” es más que crítica, pero sirva su publicación para hacerse una idea de quiénes son esos personajes que dirigieron Afema.

A día de hoy, quizás, poco importa que tuviéremos razón. De Afema sólo queda un administrador concursal, nada cercano a los trabajadores (los mayores acreedores), media docena de juicios pendientes y una montaña de indemnizaciones sin pagar y sin cobrar. Sin embargo es necesario decir la verdad y que cada cual juzgue, y poner en su sitio a esos personajes que siguen queriendo parecer algo que no son, que nunca han sido.

Por último señalar que la lucha nos salió cara, muchos perdimos nuestros trabajos y seguimos pendientes de juicios y sentencias; también parece haber una oficiosa lista de extrabajadores de Afema “no recomendables” por ser “conflictivos”, una lista negra auspiciada por la “progresista CIPI”.

Algunos extrabajadores de Afema.


__________________________
INFORMACIONES PREVIAS:

http://valladolorentodaspartes.blogspot.com/2016/04/alicante-trabafadores-de-afema-en-lucha.html



Más empleo pero menos trabajo: Sólo se han recuperado el 58% de las horas destruidas durante la crisis

 

Se recupera el número de ocupados pero no así las horas de trabajo que corresponderían si  los trabajadores lo hicieran a jornada completa.

                

             


Las cifras oficiales de caída en el número parados amaga una dura realidad social que se quiere ocultar. Y es que, aunque la tasa de desempleo rozó el 27% en lo peor de la crisis y ya se han recuperado casi dos tercios de ese empleo, el Estado Español está aún más lejos de recuperar las horas realmente trabajadas de la población antes de la crisis económica desatada en 2007.
Desde el máximo de 2008 hasta los peores momentos de 2013 los empleados por cuenta ajena perdieron casi 173 millones de horas trabajadas, algo más del 29% del total en los tiempos de la burbuja.

De esas 173 millones de horas perdidas sólo se han recuperado el 58% según los datos de la la última Encuesta de Población Activa (EPA), es decir, unos 100 millones de horas de empleo de los asalariados respecto a las que se trabajaban entonces.




Varios factores explican estos datos. El principal probablemente sea el aumento de la contratación a tiempo parcial, en la mayoría de casos contra la voluntad del propio trabajador, que explica en buena parte esa situación aparentemente paradójica: se recupera el número de ocupados pero no así las horas de trabajo que corresponderían si  los empleados trabajaran a jornada completa. Comparando el cierre de 2008 con el de 2017, el número de ocupados que trabaja entre 1 y 9 horas semanales es hoy un 12% mayor y las personas que trabajan de 10 a 19 horas a la semana son casi un 20% más.

A ello hay que sumar la bolsa de economía sumergida, el trabajo no declarado, que sin duda ha debido crecer en los últimos años en la medida en que se han precarizado las condiciones laborales (se calcula que la mitad de las ‘horas extras’ no se pagan), y la pérdida de derechos que conlleva la contratación temporal fraudulenta (despidos en épocas vacacionales…). Una situación que colectivos como las mujeres padecen con especial virulencia.

LEER COMPLETO: http://kaosenlared.net/empleo-real-solo-se-ha-recuperado-el-58-de-las-horas-trabajadas-destruidas-durante-la-crisis/


Comisiones Obreras (CCOO) de Castilla y León alertó recientemente en un informe presentado en Valladolid del aumento de los accidentes mortales en las pequeñas empresas por la falta de cultura preventiva porque sus responsables continúan con la idea que se trata de un gasto en lugar de una inversión para evitar la siniestralidad laboral.

El sindicato puso el acento en los servicios de prevención ajenos a la empresa que realizan estudios y planes que luego estandarizan para varias compañías y sectores. “El copia y pega de esos planes funciona, lo que beneficia a estos servicios y las empresas”, subrayó la secretaria de Salud Laboral y Juventud de CCOO CyL, Sheila Mateos.

El sindicato ofreció los datos provisionales de la siniestralidad laboral en la Comunidad durante el primer semestre del año, que suma 14.232 accidentes, de los que 12.721 acarrearon baja y 1.511 fueron ‘in itinere’. En comparación con el mismo periodo del año pasado, los siniestros leves aumentaron en 594 mientras, hubo cinco accidentes graves más y dos mortales más, hasta los 23.

“Los datos de siniestralidad se ralentizan pero la noticia debería ser que baja”, sentenció Mateos.
Además, criticó que las estadísticas oficiales no son reales puesto al obviar cuatro accidentes mortales que tuvieron lugar en junio pero, por diversas causas, no están registrados. Citó los fallecimientos de un trabajador en Laguna de Duero (Valladolid), tras ser atropellado pero no engrosó las listas al ser portugués; el operario que falleció en las obras del AVE en Lobeznos (Zamora) que era de otra comunidad autónoma  y la muerte de una persona que murió tras caer del tejado de una casa que reparaba en Cabrejas (Soria), que no estaba dado de alta en la Seguridad Social. “Son casos que no se contabilizan y motivan la ralentización de la siniestralidad”, añadió.

La responsable del sindicato apuntaron que la mayor parte de los accidentes mortales se produce en las empresas pequeñas y medianas, con menos de 50 trabajadores, protagonizados por gente joven y sin experiencia, donde la formación en prevención es ‘on line’ y semi presencial. También subrayó que las diferentes formas de temporalidad están detrás de cerca del 40 por ciento de la siniestralidad laboral. Mientras, los siniestros graves tienen lugar en las compañías grandes.

Puso el ejemplo de la reciente explosión en la planta de Crystal Pharma en el Centro Tecnológico de Boecillo (Valladolid), con varios trabajadores heridos, y Lingotes Especiales en Fuensaldaña (Valladolid) donde se han producido varias explosiones. “Las consecuencias de estos hechos se minimizan por la experiencia de los empleaos pero no por la prevención”, remarcó.
También, demandó que la Inspección de Trabajo reduzca los tiempos de intervención, con un plazo máximo de un mes. Además, la secretaria de Salud Laboral se refirió a que muchas empresas prefieren pagar la sanción en lugar de poner la medida preventiva para evitar más accidentes de trabajo. “Cada siniestro laboral es una agresión para el trabajador”, recordó.


Empresas de reparto
El coordinador de Salud Laboral de la Secretaría de Salud Laboral y Juventud de CCOO CyL, Javier Mielgo, señaló que los accidentes laborales ‘in itinere’ aumentaron entre enero y junio de este año un 25 por ciento, con 304 siniestros más.

El mayor repunte de la siniestralidad se produjo en el sector servicios, entre otros motivos por el aumento de los accidentes de las empresas de reparto como Glovo y Deliveroo. “En algunos casos aparecen como siniestros ‘in itinere’ cuando tienen lugar durante la propia actividad laboral, con el transporte de mercancías”, afirmó.


NO SON ACCIDENTES, SON ASESINATOS

CONTRA EL TERRORISMO PATRONAL, ¡lucha obrera!


¡Solidaridad con la lucha de los trabajadores del reparto de prensa diaria en Madrid!
¡Sólo la lucha llevada a cabo con medios y métodos clasistas puede vencer!



Desde el pasado jueves día 19 de junio, los trabajadores dependientes de la empresa que se encarga del reparto de la prensa diaria en Madrid, Boyacá, están en huelga indefinida. Durante estos cuatro días, sólo 100 de los 1700 kioscos de prensa que hay en la Comunidad de Madrid han podido vender prensa y el resto ha tenido que informar a los clientes que la huelga ha paralizado el suministro de periódicos. Pese a que hace décadas que los kioscos no se ven desabastecidos por un conflicto similar, ninguna de los grandes periódicos da noticia de esta huelga, en un claro gesto de solidaridad de clase con la patronal del sector.


La prensa diaria en la Comunidad de Madrid la reparten 240 trabajadores que realizan estas labores manteniendo una relación mercantil y no laboral con la empresa Boyacá o con cualquiera de las empresas dependientes de esta y que constituyen la inmensa madeja con la que la patronal controla el sector de reparto. Es decir, son falsos autónomos que, pese a tener una relación directa y continuada con Boyacá, no están reconocidos como asalariados sino que se ven obligados a facturar por servicio a la empresa y, por lo tanto, a correr ellos mismos con gastos sociales, vehículos, combustible, etc. Una práctica común en el sector del reparto y la logística que, a la cabeza de la innovación en materia de relaciones laborales, utiliza la ley aprobada por el gobierno socialista de Zapatero en 2007, para maximizar el beneficio que extrae de sus trabajadores. Esta legislación permite sortear todos las dificultades legales para imponer salario, ritmos de trabajo y despidos que la de por sí escasa regulación de los asalariados impone. De esta manera, la empresa que contrata los servicios de los falsos autónomos del reparto de prensa en Madrid, quiere imponer a estos que la factura por servicio diario ascienda a 150 euros, cuando hasta el momento y desde 2014 es de 270 euros. Una vez que de este importe los trabajadores descuentan los gastos sociales, el desgaste del vehículo que deben utilizar para repartir, el combustible y el resto de gastos derivados del trabajo, calculan que quedan, netos, 20 euros al día. Por otro lado, la empresa pretende prescindir de buena parte de los trabajadores a los que mantiene en esta relación y obligar al resto a doblar los turnos de trabajo para compensar las ausencias.


Ante estas exigencias, planteadas en los últimos días por la empresa para aprovechar el fin del contrato que vincula a los 240 trabajadores con ella, la respuesta de los trabajadores ha sido inmediata. Desde el jueves mismo, se han negado a trabajar, reuniéndose en las puertas de la sede de Torrejón de Ardoz de la empresa para exigir a esta que enviase un interlocutor a negociar. La respuesta de la empresa fue fulminante: en menos de 24 horas logró una orden judicial que obligaba a los trabajadores a abandonar la planta. Seis unidades de antidisturbios impusieron esta orden judicial y, desde ese día, la empresa ha cerrado su centro de trabajo. Para romper el paro, además de la fuerza policial, la empresa ha intentado contratar esquiroles que hagan el reparto diario y ha publicado un comunicado en prensa para acusar, como es normal en estos casos, a los trabajadores de “privilegiados” y de querer condiciones laborales “fuera de mercado”. Por su parte, los trabajadores han respondido a estos infundios bloqueando la distribución de prensa por completo, imposibilitando el trabajo de los esquiroles contratados para romper la huelga, informando a los kioscos de la situación y solicitándoles que no vendan prensa…


La única noticia que ha circulado en la prensa diaria de mayor tirada, ha sido una acusación a los trabajadores de reparto de estar incurriendo en una huelga ilegal, violenta y contraria a los derechos de los trabajadores… algo razonable dado que las empresas propietarias de los periódicos de tirada diaria tienen un interés claro en mantener los precios de su distribución lo más bajos posible. Lo cierto es que la huelga de los trabajadores del reparto ofrece a los proletarios del resto de sectores un ejemplo acerca de cómo serán tratadas sus luchas por parte de la clase burguesa: un muro de silencio mediático mientras los juzgados, la policía y el esquirolaje organizado por la empresa tratan de romper la huelga.

Pero también da un ejemplo a los proletarios del camino de lucha que debe seguirse: la utilización de métodos clasistas, como la convocatoria de una huelga sin atenerse a las exigencias legales que sencillamente impiden su efectividad, la organización de piquetes que impiden el esquirolaje, la organización fuera de los medios estatales y para estatales de mediación y arbitraje… Aunque ninguno de estos métodos de lucha, ni siquiera todos ellos juntos, constituyen una garantía de éxito, los proletarios inevitablemente deben tomar la vía de la lucha que no hace concesiones al enemigo de clase, que no acepta el terreno en el que este plantea el enfrentamiento. Por esta vía los proletarios encontrarán, sin duda, la hostilidad abierta y declarada de la burguesía, de sus medios de comunicación, de sus jueces y de su policía, pero podrán invocar también la solidaridad de clase y llamar a sus hermanos de cualquier sector a unirse en defensa de sus condiciones de vida y de trabajo. El rechazo a los cauces legales de la huelga y a las limitaciones que la propia patronal impone a esta, implica tender a romper con el propio aislamiento en el que caen una y otra vez todos los conflictos en que los proletarios están dirigidos por las fuerzas del oportunismo sindical y político hacia un planteamiento de la lucha basado en la confianza en el Estado burgués y sus mecanismos de conciliación social. Es por ello que, ante la simple convocatoria de una huelga que no se ha atenido al plazo legalmente estipulado, toda la maquinaria de guerra laboral de que dispone la burguesía se ha puesto en marcha para barrer del mapa a los proletarios que han dado este paso. Antidisturbios desalojando la sede de la empresa, detenciones de trabajadores en las calles de Madrid… Es una muestra de lo que la burguesía, siempre solidaria entre sí, está dispuesta a hacer. Pero con esta reacción muestra a los proletarios cuál es su verdadera fuerza, cuál es el miedo que realmente puede llegar a generarle no a una empresa aislada, sino a todos los empresarios, si decide romper con las reglas del juego que estos le imponen.


¡Solidaridad con los trabajadores del reparto de prensa en Madrid!
¡Por la lucha proletaria con medios y métodos clasistas!
¡Por la reanudación de la lucha de clase!

24-07-2018.
Partido Comunista Internacional
ww.pcint.org





Informaciones recientes sobre la Huelga en Renault + Comunicados y textos


 


_________________________
Informaciones recientes sobre la huelga y la lucha en Renault:

> CGT denuncia presiones para prolongar jornadas y así minimizar el impacto de la huelga: http://cadenaser.com/emisora/2018/07/19/radio_palencia/1531984821_465621.html
> Renault convoca bolsa de horas dos días antes de finiquitar el turno de noche en Palencia: http://cadenaser.com/emisora/2018/07/18/radio_palencia/1531909651_387691.html
> Video Huelga en Palencia: https://cgtresa.wordpress.com/2018/07/09/video-huelga-cgt-renault-palencia/
> Video Huelga + COMUNICADO: https://cgtresa.wordpress.com/2018/07/06/huelga-video-comunicado/
> El piquete de la empresa: https://valladolorenlainfoobrera.blogspot.com/2018/07/renault-el-piquete-de-la-empresa.html
__________________________


[Octavilla difundida ayer en las puertas de la factoría]


RENAULT DESPIDE. RENAULT EXPLOTA. RENAULT MATA
los sindicatos mayoritarios lo toleran y la Junta de Castilla y León lo subvenciona.

Denunciamos la inestabilidad en los contratos: contratos de 6 meses y/o un año: CARNE PARA LA PICADORA de la multinacional francesa.

Denunciamos los ritmos de trabajo que destrozan la mente y el cuerpo de los trabajadores en Renault: generando parálisis y explotación a niveles demenciales.

Denunciamos los "servicios de prevención" y la supuesta "seguridad" dentro de las factorías: un paripé que a la empresa le sirve para seguir recibiendo subvenciones sin preocuparse en absoluto por la salud de los trabajadores que viven atados a la máquina.

Denunciamos la política sindical de pactos con la empresa, y la falta de combatividad de las centrales mayoritarias. Su nula acción sindical colaboracionista nos ha traído hasta aquí.

Como consecuencia de todo esto, la empresa no tiene ningún problema a la hora de implantar su modelo de contratación y producción: 1500 despidos directos más otros tantos indirectos que ahora nos quieren vender como necesarios para el reajuste de la producción y las necesidades de la empresa. El problema es que hemos llegado al punto de normalizar esta situación, nos hemos creido la lógica de la empresa que nos vende sus necesidades como lo "normal", consecuencia inevitable de su "gran plan industrial".

NO A LOS DESPIDOS. NO MÁS EXPLOTACIÓN

 ¡ TODA ESTA SITUACIÓN ES LA QUE HACE QUE EL BENEFICIO DE RENAULT CADA AÑO SEA MÁS EXTRAORDINARIO ! ¿Y a los trabajadores qué nos dan? = DESPIDOS

Así, en la prensa económica y local se puede leer que “Renault logra un beneficio récord de 5.210 millones de euros en 2017, un 47,1% más”.  2017 ha sido un nuevo año récord para el Grupo Renault. Así, sin ningún miramiento por la vida de los trabajadores que pronto se verán en la calle, la empresa puede afirmar que "Los resultados comerciales y financieros son la consecuencia de la estrategia desarrollada desde hace varios años y de los esfuerzos de todos los colaboradores del Grupo". Evidentemente, estos resultados son la consecuencia de los niveles de EXPLOTACIÓN SIN TRABAS a los que estamos sometidos.
El fabricante de automóviles ha resaltado que 2017 fue "el mejor año de su historia", con récord de ventas, de cifra de negocio, de margen operacional y de resultado neto.

¡ POR ESTO SE NOS DESPIDE CUANDO YA NO NOS NECESITAN, POR ESTO NOS TIENEN ESCLAVOS DE SU CADENA Y NOS PAGAN UNOS SUELDOS DE MIERDA !

Solo la unión de los trabajadores, la fuerza de la asamblea y la acción conjunta de los trabajadores de Renault podrá poner límite a esta explotación y revertir la situación.
LUCHAMOS ENTRE NOSOTRXS, MIENTRAS ELLXS SE RÍEN
UNÁMONOS CONTRA ELLOS PORQUE SOLO SON MUERTE.

FASA EXPLOTA: ¡ ORGANÍZATE !

Etiquetas

valladolid informaciones de clase Infos obreras industria servicios CNT huelga CGT huelgas trabajadores en lucha sector público correos no a los despidos madrid solidaridad obrera accidente laboral = terrorismo patronal movilizaciones sanidad renault enseñanza palencia comunicados euskalherria telemarketing león no son accidentes son asesinatos contra los despidos hostelería solidari@s de la sanidad contra la precariedad laboral limpieza lucha obrera michelin minería no al cierre paros asturias barcelona bizkaia acción sindical contra la represión estado español zamora Burgos ERES son despidos autobuses castilla concentración cádiz hoteles transporte valencia autoorganización explotación huelga estudiantil huelga general las kelis metal precariedad laboral protestas sector agrario CCOO Gasteiz Iruña Iveco Xixon algeciras comercio conflictividad laboral contra el paro dulciora encierros huelga indefinida jornada de lucha Alicante Bierzo Ferrol Lindorff Renfe SAT Vigo Zaragoza acciones acoso laboral agricultura autogestión de la salud barakaldo cajas de resistencia cataluña contra la LOMCE contra la pasividad contra los esquiroles cuéllar estibadores eventuales huelga de hambre huelga en solidaridad huelga salvaje internacionalismo proletario juicio libertad detenidos por luchar movimiento obrero málaga no a las sanciones no a los recortes piquetes reflexión sector postal sindicalismo telefonía unipost Ávila 1º de mayo 8 de marzo A Corunha A igual trabajo - igual salario Alcobendas Alfaro Aranda de Duero Bloque crítico CObas Cantabria ERTE Ford Fuenlabrada Huelva I+D MIR Medina del Campo Miranda de Ebro Peñafiel Plataforma por una sexualidad y aborto libres Ponferrada Puertollano Red de Autodefensa Laboral SEAT SUT Salamanca Tarragona Vientos del pueblo Zardoya-Otis absolución encausadxs abuso de poder aeropuerto agroalimentación andalucía andrés bódalo araba asistencia atención de la discapacidad automoción ayuda a domicilio cadiz ceuta construcción contratos crisis y sobreproducción crítica desahucios emigración encuentros obreros exilio laboral extremadura granada guipuzkoa handling horas extras imprentas incendio fábrica interinos internacionalismo jornadas kellys lauki lucha de clase miseria obrera movilizaciones por el convenio murcia museos no a la guerra organización oviedo por la unificación de las luchas portuarios presos libertad puertos reforma laboral segovia sevilla socialdemoc-ratas suicidio temporales textos